18 marzo 2011

Salir de viaje


Empecemos por lo primero: no viajen en Colonia Express. Al pedo: al estilo de “Dolina, ¿cómo hago para llegar de Retiro a Constitución”, Colonia Express te lleva a Montevideo en apenas 24 horas, vía Fray Bentos, con demora de ocho horas en la frontera.
La imagen que da esta empresa de botes es la de una entidad fantasma, con dos buques en su flota, ambos fuera de servicio luego de cubrir cronogramas de hasta ocho viajes diarios.
Desde principios de marzo, es probable que nadie haya llegado a Colonia en embarcaciones de Colonia Express.
Entonces ¿por qué sigue operando? ¿Para qué?
***
Otro tema. Tsunami y Fukushima. Estamos con Malala descansado en Punta del Diablo (Rocha, Uruguay), disfrutando de las playas y los precios de marzo. Pero (pero) al no disponer de internet (salvo el cíber donde posteo esto), estamos también presos de la información televisada que, con toda su carga de oxímoron, pareció afectarnos.
Anteayer caminamos hasta el Parque Nacional Santa Teresa y ver lobitos marinos muertos en la playa nos provocó cierta acuciante inquietud. Más tarde, quizá de vuelta (ya por el bosque, ya no por la playa), Malala reflexionaba: “Habremos visto un lobito muerto por kilómetro caminado. Tal vez no sea mucho, tal vez si no hubiese pasado lo de Japón no nos habría angustiado tanto”. “Es muy probable”, respondí recordando la voz de María Laura Santillán: “El apocalipsis parece estar en marcha”.
***
Antes de Fukushima, también me había afectado la muerte de Viñas, aunque claro, cuando ya pasaste los 80, morir empieza a ser una tarea pendiente. Aunque antes también. De hecho, el marido de mi madre, Alberto Caride, murió con 78, el martes pasado. Había sido telefónico y profesor de educación física. Fue otro de esos buenos tipos a los que no llegamos a conocer todo lo que querríamos.
Todos somos aves de paso.

2 comentarios:

Daniel Mancuso dijo...

che, se me cayó un ídolo, ¿se fueron a gastar plata al exterior? ¿igual que Lilita o Susana Giménez o Mirta?
no lo puedo creer...

ariel dijo...

me mataste, Daniel:Lo hice para evitarme TN.
(No... mentira, lo hice por las playas)