17 febrero 2010

Viajar desde Constituyentes y Beiró hasta Senillosa y Goyena es más fácil si uno se sube a un taxi y encara por avenida San Martín. Sin embargo, se puede hacer más bien arduo si San Martín está cortada por "piquetes de vecinos". Ojo: no piquetes de desocupados, es otra cosa. Los piquetes de vecinos no son denostados; en este sentido se parecen a los piquetes de los Garcas de Enlace. Pero tampoco tanto: los piquetes de vecinos no son transmitidos hasta el hartazgo por TN. Bah, en realidad, creo que ni siquiera fueron mostrados. Y eso que estamos hablando de piquetes de vecinos de clase media, que hacen visible su justificada indignación prendiendo decenas de fogatas que pudimos observar al desviarnos por calles aledañas a San Martín y que, en ciertos puntos, tornaban irrespirable el aire.
-¡Altísimo quilombo, eh! Supongo que TN con lagente mostrará este indignado caos -dije con sorna, aunque suponiendo que, al llegar a casa y prender la tele, finalmente veríamos alguna que otra imagen de la humareda y la bronca ciudadana. Como para cumplir, viste. Pero no, ni a patadas. Como aquel diciembre de 2001, cuando sólo Rial transmitió la movilización callejera, sólo Canal 26 mostró algo.
La revolución, ya lo sabemos, no será televisada. Pero si bien el corte de hoy de la Darío Santillán en un solo punto de la 9 de Julio tuvo su cobertura, las decenas de cortes con fogatas no.
Claro: hay que cuidar los ortos de los Macri, de los Rodríguez Larreta, de los Santilli y, desde ya, los de Edenor, que al fin y al cabo son ortos amigos, puesto que le ponen la tarasca al periodismo independiente. De modo que decenas de esquinas iluminadas por el fuego y ennegrecidas por el humo, decididamente, no-son-noticia.

Al menos pudimos ver en acción a la policía metropolitanga, que, ataviada con capotas fluorescentes y gorritas cuadriculadas en blanco y negro, indicaban con lucecitas de colores que había que doblar en esta esquina, y no en aquella. Al final, no entiendo para qué desarmaron la guardia urbana, si en definitiva hacía las mismas boludeces que los metropolitangos y sin necesidad de las pistolas picaneras de Monjenegro.

4 comentarios:

Malala dijo...

Los ortos amigos son los de edesur, eh.

Ariel dijo...

Los ortos amigos son, es cierto, los de Edesur Y los de Edenor: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1234148

Mr. Orange dijo...

Como dice Américo Dupont, a mi me paga Dormevú para ser independiente!!!

Fuck the police!!! (Como cantaba Body Count)

Malala dijo...

Ah, cómo extraño Dormevú.